Los grandes cambios traen grandes oportunidades

Nuestra misión es encontrar oportunidades con un criterio claro: que sean sostenibles, para el bien común, y que nos ayuden a salir reforzados.

 Para tener la llave que abre las puertas de la productividad,
del compromiso, de la atracción y retención del talento,
de la innovación, de la eficiencia, del entusiasmo,
del progreso consciente, de los beneficios, …
… del futuro sostenible y la calidad de vida.

Hace unos años se comenzó a emplear el acrónimo VICA (VUCA originariamente en inglés), que hace mención a Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad. Una manera más de definir la aceleración del cambio continuo que vivimos, en el que los tiempos entre los distintos cambios necesarios para mantener o hacer crecer cualquier empresa, o nuestra propia vida personal, son cada vez más cortos. Pues esto se ha acelerado exponencialmente con la COVID-19

Este es el entorno al que necesitamos adaptarnos, en el que las actitudes son cada vez más valiosas frente a las aptitudes puramente técnicas. Como compromiso, colaboración, honestidad, autoliderazgo, afán de superación, comunicación asertiva, autogestión emocional, etc.

Aprender de la COVID-19

La cultura del Bienestar Laboral es el siguiente paso de la evolución empresarial, dada la dificultad de obtener mayor rendimiento con el actual modelo productivo. Es revelador que el 30% del absentismo laboral es por causas psicosomáticas. El bienestar laboral genera un nuevo modelo productivo de compromiso mutuo entre personas y empresas, que incrementa el Capital Humano. Es la inversión más rentable y sostenible.

Lo extraordinario es que cuando existe Bienestar Laboral todos ganan. Se genera la actitud adecuada, aumentan la eficacia, la productividad laboral, los beneficios de la empresa, cada miembro del equipo encuentra su motivación, objetivos y valores comunes…

Repercusión Social

Dedicamos un alto porcentaje de nuestro tiempo al trabajo y, a veces, somos poco conscientes de cómo el entorno laboral condiciona nuestra salud, nuestra felicidad y la de las personas de nuestro entorno, así como de las consecuencias de trabajar día tras día simplemente con una sensación de desánimo, o apatía. Sin mencionar los graves efectos de prolongar en el tiempo el estrés, la ansiedad, o un ambiente emocionalmente tóxico.

Todo es más sencillo si la cultura de la organización ayuda a tomar consciencia de la aportación de cada empleado/a a la sociedad, a encontrar los valores comunes con la entidad, a dar herramientas para mejorar las relaciones dentro y fuera del trabajo, para que el/la empleado/a pueda disfrutar de su ocupación.

El bienestar laboral cambia la actitud de las personas respecto al trabajo, los compañeros, su pareja, sus hijos, amigos y, sobre todo, su actitud ante sí mismas y ante la vida.

Es importante entender que el beneficio que representa no es solo económico, es a todos los niveles:  Empleados/as, Organizaciones, Sociedad y Estado

Bienestar Laboral = Bienestar Vital